5 lugares hippies en España en los que desconectar del mundo

En varias ocasiones he escrito artículos acerca de lugares hippies alrededor de todo el mundo (Nimbin en Australia, la comuna danesa de Christiania, Auroville en la India, etc. …), pero nunca antes me había preguntado cuánto queda de la herencia hippie en nuestro propio país. Partiendo de la base de lugares ya visitados o en los que he vivido durante un tiempo, os traigo este repaso a 5 lugares hippies en España que, conserven en mayor o menor medida la vibra auténtica de los 60, siguen deleitando a los visitantes con sus chiringuitos, magia y bohemia.

 

Lugares hippies en España

 

Cala de Benirrás (Ibiza)

 

cala benirras

 

El hippie de los años 60 no es el mismo que el de ahora. Lo que antes se consideraba alejarse de la sociedad hoy significa, según los entendidos, ser hippie en el propio corazón del sistema para destruirlo desde dentro. Yo aún no lo sé, pero posiblemente Cala de Benirrás, al noroeste de Ibiza, sea uno de esos lugares en los que convivan ambas vertientes: los sabios barbudos que hacen nudismos, los ricachones que visten pareos o las jam sessions que, cada domingo de verano, hacen sonar los timbales en la playa más hippie de Ibiza.

 

Las Negras (Almería)

 

las negras almeria

 

Durante varios meses viví en Fernán Pérez, un pueblecito perdido de mi querido Cabo de Gata no muy lejos del paraíso hippie que, en sí mismo, supone esta porción del único desierto de España. El pueblo de Las Negras, con su playa salpicada de barcas, sus tiendas bohemias, sus bares en cuyas puertas alguien toca una guitarra o las caravanas que se agolpan en las afueras conforman un pequeño paraíso costero y punto de partida para iniciar el curioso peregrinaje hacia la Cala San Pedro, uno de los últimos reductos hippies de nuestro país.

Formado por varios integrantes que una vez trabajaron como informáticos o empresarios, hoy día estos evasivos del sistema conviven en la Cala San Pedro entre aguas cristalinas, huertos ecológicos y viejas torres árabes convertidas en molinos de viento. La playa es alcanzable a través de una senda que parte desde Las Negras y discurre por las montañas (la misma que podéis ver en la primera foto), a pie durante una hora, o en lancha desde la playa del mismo pueblo durante un trayecto de 15 minutos.

 

Beneficio (Granada)

 

Beneficio Granada

 

En algún lugar al final de una senda en las inmediaciones de Órgiva, en la Alpujarra de Granada, la comuna hippie de Beneficio fomenta un modo de vida totalmente alejado del sistema y el capitalismo. Desde finales de los 70, artistas, catedráticos, sabios y personas de toda índole conviven entre chabolas, chambaos y caravanas, se bañan en manantiales, cultivan su propia comida y, si es necesario, tocan la guitarra en pueblos cercanos para asegurarse un dinero extra; eso sí, asegurándose que nadie siga su rastro. Beneficio no aparece en los mapas, no permite fotografías ni alcohol y considera el privilegio de vivir lejos de la sociedad un secreto más que preciado.

 

Valle Gran Rey (La Gomera)

 

Valle Gran Rey La Gomera

 

En un lugar al oeste de la isla canaria de La Gomera, un valle macerado de casitas blancas y plataneras se extiende hasta el Atlántico formando el conocido como Valle Gran Rey, lugar al que en los años 60 los jóvenes alemanes y británicos llegaron buscando La higuera del Diablo, o la versión canaria del peyote. Desde entonces, este lugar que ha acogido desde sectas hasta moon parties se ha consolidado como uno de los lugares hippies insignia de las antiguas islas Afortunadas.

 

Turballos (Alicante)

 

Turballos

 

En la Red Ibérica de Ecoaldeas (RIE) encontramos varias opciones de ese modelo de vida que, especialmente durante estos años de crisis económica, ha resurgido para recordarnos que se puede vivir con menos y en total armonía con la naturaleza. Ejemplos de ello son lugares como el municipio de Negueira de Muñiz, en Galicia, el pueblo de Matavenero en León o Turballos, ecoaldea ubicada en las cercanías Muro de Alcoy, en la provincia de Alicante, y visitado este verano durante un retiro de yoga de dos días. Compuesto de 18 viviendas rústicas con huerto propio y una iglesia prerrománica sin electricidad, Turballos fue fundado por el sacerdote Vicente, un discípulo cristiano de Gandhi que llegó a este lugar a mediados de los 80. Un lugar en el que pasar un fin de semana entre rutas de senderismo o talleres de yoga y biodanza se convierte en una experiencia totalmente contemplativa.

 

Estos 5 lugares hippies en España destilan bohemia, frescura y, también, la necesidad por seguir preservando el medio ambiente o el anonimato. Porque más que hippies, neohippies, alternativos o como queramos llamarlos, estos lugares confirman que otro estilo de vida es posible más allá de las facturas, el iPhone o las murallas de hormigón que una vez erigimos entre nosotros.

¿Vivirías en alguno de estos lugares? ¿Qué otros lugares hippies en España conoces?

 

Deja un comentario